MAMOPLASTIA DE AUMENTO

La mamoplastia de aumento es una de las cirugías más demandadas. Aumentar el volumen de la mama intentando conservar su aspecto natural es nuestro fin, evitando pechos desproporcionados y aquellos "visiblemente operados". Hay diversas incisiones, planos y tipos de prótesis para realizar este tipo de cirugía, nosotros abogamos por la vía axilar, el plano submuscular y prótesis redondas de SUERO SALINO.

¿Cuál es la razón de utilizar esta técnica y este tipo de prótesis? 

- La VÍA AXILAR ofrece la cicatriz más imperceptible en cuanto a mamoplastias de aumento se refiere. Buscar un pequeño pliegue de la axila para introducir la prótesis hace que en la mayoría de ocasiones ni si quiera podamos apreciar la incisión. La vía areolar, además de la cicatriz más visible que la axilar, sometemos a la prótesis a la inherente carga bacteriana de la glándula mamaria, siendo mayor el riesgo de contractura capsular. La incisión a través del surco submamario acontece una cicatriz horizontal muy visible en la mayoría de ocasiones y con mayores problemas de cicatrización.

- El PLANO SUBMUSCULAR es más seguro en cuanto a evitar una contractura capsular además de proporcionar un resultado más natural que el plano subfascial o subglandular (estos dos últimos planos provocan formas de mamas más artificiales).

- Las PRÓTESIS DE SUERO SALINO son implantes con cubierta de silicona y rellenos de suero fisiológico en su interior. Tiene muchas ventajas respecto a los tradicionales implantes de gel cohesivo de silicona:

---> Su tacto y movilidad son mucho más naturales que los implantes de silicona. Con los implantes de suero salino ofrecemos un aumento del volumen mamario muy similar a la mama normal, con un tacto blando y no pétreo como las prótesis de gel cohesivo y con una movilidad relativa de la prótesis al estar tumbada similar al de una mama normal.

---> Las incisiones son menores, la simetría mayor. Los implantes de suero se introducen en el plano submuscular vacíos y se rellenan intraoperatoriamente. Con ello podemos introducirlos por una cicatriz aún menor. En el caso de partir de unas mamas asimétricas, podemos equilibrar con mayor precisión el volumen de las mamas dado que podemos "jugar" con rellenar más o menos el implante según nos convenga.

---> En caso de rotura o fuga, el suero se reabsorberá fácilmente por nuestro cuerpo y sabremos con total certeza que la prótesis está rota sin necesidad de pruebas como la ecografía o la resonancia magnética. Para su retirada no habrá más que retirar la cubierta de silicona que se encontrará intacta y sin riesgo alguna para la paciente. Para nosotros es una de las grandes ventajas del suero salino. Si comparamos con el gel cohesivo de silicona, éste cuando se rompe, en muchas ocasiones pasan años hasta que sabemos que dicha prótesis se ha roto, con mayor riesgo de siliconomas, seromas, calcificaciones, deformidad de la mama e incluso dolor.

---> Las prótesis de suero salino, al contrario de lo que muchos cirujanos plásticos afirman por desconocimiento, pueden tener la misma duración que una prótesis de gel cohesivo con el gran favor de las primeras que, SI NO SE ROMPEN, NO HAY QUE CAMBIARLAS. 

En definitiva, nosotros buscamos el mejor resultado posible para nuestras pacientes sin dejar de pensar en la seguridad y tranquilidad de los mismas.

MASTOPEXIA O ELEVACIÓN DE MAMAS

La glándula mamaria sufre modificaciones con el tiempo, el embarazo, la lactancia o la pérdida de peso. La ptosis mamaria o "caída de la glándula mamaria" es el descenso del complejo areola-pezón respecto a la altura del surco submamario. Recuperar dicha altura es lo que llamamos mastopexia. Podemos levantar exclusivamente la mama o al mismo tiempo aumentar el volumen con un implante mamario. Para ello necesitaremos realizar una serie de incisiones que serán en mayor o menor medida dependiendo de dónde partamos para conseguir volver a tener una mama con la forma más definida.

La mastopexia es una cirugía que debemos planificar con mucho detalle dado que jugamos con el volumen de la mama, su forma y su altura además de otros factores como son el tipo de piel, la cicatrización inherente a cada paciente o el momento de la intervención tras embarazos o lactancias. Todo los detalles se ponen sobre la mesa en la consulta y se resuelven las dudas siempre antes de llegar a quirófano.

MAMOPLASTIA DE REDUCCIÓN

La mamoplastia de reducción o reducción mamaria consiste en eliminar el exceso de piel y glándula mamaria para minimizar el tamaño de la misma. Las causas por las que puede demandarse este tipo de intervención son desde la mera desproporción del pecho con respecto al cuerpo y la disconformidad estética que supone, hasta el dolor de espalda que puede provocar la compensación constante de "levantar" el exceso de peso provocado por este tipo de mamas. 

La idea de esta cirugía es crear una nueva mama más proporcionada tras la eliminación de una parte de glándula y piel que dependerá tanto del tamaño previo del que dispongamos como los deseos propios de cada paciente. Para ello, necesitaremos comúnmente de una cicatriz en T invertida que se suavizará con el tiempo tras los cuidados postoperatorios que siempre recomendamos. 

CIRUGÍA SECUNDARIA MAMARIA

El concepto "cirugía secundaria mamaria" hace referencia a todas aquellas acciones quirúrgicas sometidas a pacientes ya intervenidas previamente de mama. Podemos encontrarnos desde recambios de prótesis de mama de años de evolución, reducciones de mama ya reducidas previamente, encapsulamientos...

 

Este tipo de problemas están en aumento en los últimos años sobretodo en el contexto de complicaciones de prótesis mamarias con silicona colocadas hace más de diez años, pudiendo llegar a encontrarnos casos muy complejos. 

GINECOMASTIA

La ginecomastia es el desarrollo excesivo de la glándula mamaria en el varón provocando un pecho de aspecto femenino que puede llegar a ser de un tamaño considerable. La cirugía de estos defectos consiste en eliminar el exceso de glándula mamaria pudiendo realizarse a través de una pequeña incisión en la areola o incluso precisar de otras incisiones en la piel en los casos más acusados. 

Antes de actuar quirúrgicamente debemos estudiar las causas de ginecomastia y eliminarlas si así las hubiera, sobretodo a nivel hormonal.

LIPOFILLING DE MAMA

El lipofilling es una técnica de relleno en el que utilizamos como injerto la propia grasa de la paciente. La grasa, extraída del abdomen, flancos o muslos se procesa con el fin de poder inyectarla en otras zonas del cuerpo para rellenar, voluminizar e incluso mejorar las zonas cicatriciales y retráctiles. 

El lipofilling en el ámbito mamario puede emplearse para mejorar defectos de cirugías previas ya sean estéticas o reconstructivas con la seguridad de no emplear materiales extraños al utilizar tejidos de nuestro propio organismo.

TELOPLASTIA

La teloplastia es el conjunto de técnicas que moldean, reparan o reconstruyen el pezón. Podemos crear un nuevo pezón tras cirugías oncológicas mamarias que mediante una seria de colgajos o injertos o incluso reducir un pezón demasiado grande para el tamaño de la mama.

Please reload

quironsalud